Módulo de e-learning sobre chemsex

Módulo de e-learning sobre chemsex

La 2ª fase del proyecto «Learn Addiction» entra en un periodo de prueba antes de abrirse a los profesionales de las adicciones.

La segunda fase del proyecto «Learn Addiction» está entrando en su periodo de prueba. El proyecto ‘Learn Addiction’ es una iniciativa de UNAD (La Red de Atención a las Adicciones, Espana) en colaboración con: UTRIP Instituto de Investigación y Desarrollo (Eslovenia), DIANOVA (Portugal), SANANIM (República Checa), y DAH, Asociación Alemana contra el SIDA. El proyecto está cofinanciado por el Programa Erasmus+ de la Unión Europea. La plataforma está disponible en siete idiomas (inglés, español, esloveno, rumano, portugués, checo y francés) en www.learnaddiction.eu.

Tras una encuesta europea llevada a cabo por las organizaciones participantes en el proyecto en la que participaron 727 profesionales de las adicciones de 24 países europeos, quedó claro que el tema de aprendizaje que más interesaba era el «chemsex».

¿Qué es el chemsex?

También conocido como «Party and Play» o «Wired Play» en inglés, el chemsex es la práctica de usar drogas para facilitar o mejorar las relaciones sexuales. Desde el punto de vista sociológico, el chemsex hace referencia a una subcultura de consumidores de sustancias que realizan actividades sexuales de alto riesgo (sexo sin protección, múltiples parejas) que pueden durar días.

La droga más utilizada por los aficionados al chemsex es la metanfetamina – o cristal – pero también pueden utilizarse otras sustancias, como la cocaína, el MDMA, el GHB o los nitritos de alquilo (poppers). Hay que tener en cuenta que, aunque el chemsex suele implicar a hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, también puede darse entre personas de distinto sexo. Hoy en día, el chemsex se considera una prioridad de salud pública.

Desarrollo del módulo de aprendizaje

Las seis organizaciones asociadas al proyecto «Learn Addiction» establecieron las pautas para el desarrollo de este nuevo módulo de e-learning sobre chemsex. Una vez que se complete el primer desarrollo del módulo, será testeado por profesionales de las adicciones de seis países de la UE. En base a los resultados del testeo, se implementarán las mejoras necesarias antes de la publicación final del nuevo módulo de formación online sobre chemsex, en diciembre de 2023, en siete idiomas y bajo una licencia Creative Commons, que permitirá a quien lo desee utilizarlo, modificarlo y desarrollarlo libremente.

 

¿Cuáles son los riesgos de las redes sociales?

¿Cuáles son los riesgos de las redes sociales?

Un grupo de jóvenes preparó dos podcasts destinados a concientizar sobre los riesgos asociados al uso inadecuado de las redes sociales.

Hace unos meses, Dianova participó en un evento en línea organizado por CAS Trips, una organización cuyo objetivo es aprovechar el potencial del aprendizaje experimental en beneficio de los estudiantes y generar un impacto duradero y positivo en la comunidad en su conjunto. Durante el evento tuvo lugar una competición de tipo hackathon con los cerca de sesenta jóvenes participantes. Se trataba de un ejercicio de grupo para diseñar un proyecto innovador en el ámbito de la salud mental y el bienestar.

Prevenir las conductas de riesgo

El proyecto ganador, titulado «Socialmente (des)conectados», consistía en la creación de dos podcasts que destacaban las consecuencias potencialmente negativas del uso de las redes sociales en los jóvenes, así como el papel de las familias en la prevención de los comportamientos de riesgo.

Esta acción se llevó a cabo con el apoyo financiero de CAS Trips y se sumó al proyecto que se está implementando de “Juntas, Crecemos. Las familias como agentes de salud”. En total para este proyecto, se produjeron seis podcasts que ya están disponibles en diferentes plataformas, incluida Spotify y Apple Podcasts. Los seis episodios, de entre 4 y 6 minutos de duración, abordan diversos aspectos de los comportamientos de riesgo y sus consecuencias para los adolescentes como el ciberacoso y el uso compulsivo del tiempo de pantallas (el tema de los dos podcasts que fueron redactados por el equipo ganador) así como el papel de las familias, las formas en que pueden ayudar a sus hijos e hijas adolescentes y comprender mejor este periodo tan especial de nuestras vidas, la adolescencia.

El siguiente texto fue escrito por los cuatro jóvenes que están detrás del proyecto ganador: Stella Cook, Ryan Kanter, Rachel Ruiz y Shaharyar Siddiqui

Adicción a las redes sociales

La adicción a las redes sociales entre los jóvenes es un problema muy extendido en la sociedad actual. Los jóvenes suelen ser reprendidos e incluso burlados por los adultos por la cantidad de tiempo que pasan en las plataformas de las redes sociales y los dispositivos electrónicos.

A pesar de lo que piensan los adultos, el tiempo que se dedica a estos medios no es sólo una pérdida de tiempo o un signo de pereza. Las redes sociales son una gran herramienta para conectar, para informar, para sensibilizar, para desarrollar sentimientos de empatía. Lo malo es cuando el uso normal y saludable de las diferentes plataformas de medios sociales se convierte en uso obsesivo y luego en dependencia.

Educar a los padres y madres

Debido a la naturaleza grave y en gran medida no reconocida de la dependencia a las redes sociales, cuando se nos pidió que desarrolláramos un proyecto para educar a la gente sobre cómo combatir los diferentes tipos de adicción, decidimos centrarnos en las consecuencias negativas de la adicción a las redes sociales en los jóvenes, y en la mejor manera de educar a los padres y madres para prevenir estos efectos negativos. Al informar a los padres, madres y tutores de los efectos negativos del uso de dispositivos por parte de sus hijos e hijas, esperamos capacitarlos para que ayuden a sus adolescentes a abandonar estos hábitos poco saludables y a encontrar alternativas al tiempo de pantalla.

Consecuencias para la salud mental…

El uso compulsivo de las redes sociales puede provocar una gran variedad de problemas. Hemos dividido estas consecuencias en dos categorías: las que afectan a la salud mental y las que afectan a la salud física. En primer lugar, hablamos de las consecuencias psicológicas del uso obsesivo de las redes sociales que nosotros mismos hemos experimentado. Por ejemplo, la sensación de inseguridad que crece al compararse con la imagen que proyectan los demás en Internet, la depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios que pueden derivarse.

Y la salud física

También nos dimos cuenta de que hay muchas consecuencias físicas negativas. Estar encorvado frente a una pantalla todo el día provoca problemas de postura, y la luz azul de las pantallas puede causar problemas de visión y, en casos extremos, ceguera.

Por último, existe una fuerte relación entre el aumento del tiempo de pantalla y la obesidad infantil. Los niños y niñas que pasan su tiempo en Internet descuidan los deportes, no salen a pasear o simplemente a divertirse afuera con sus compañeros/as. Esta falta de actividad física puede conducir a la obesidad en estos niños y niñas y más tarde en sus vidas a la diabetes de tipo II.

Por último, en los últimos años se ha asociado el uso excesivo de pantallas con la reducción de la capacidad de atención de los jóvenes. Cuando los adolescentes se entretienen constantemente con un algoritmo diseñado para mantener su atención cautiva, su aburrimiento con el mundo real no hace más que aumentar.

Informar y prevenir mediante podcasts

Pensamos que el podcast era la mejor manera de compartir esta información. Es un formato accesible y atractivo que puede escucharse en el coche, en casa, haciendo deporte o simplemente mientras se realizan las tareas cotidianas de la casa. El podcast también podría permitirnos contar con varios ponentes y diferentes puntos de vista, testimonios personales y opiniones de expertos sobre las consecuencias del uso compulsivo de las redes sociales en la infancia y adolescencia.

 

Las mujeres son más vulnerables al cambio climático

Las mujeres son más vulnerables al cambio climático

Por María Victoria Espada – La desigualdad de género, junto con la crisis climática y medioambiental, es el mayor desafío del desarrollo sostenible en la actualidad. Si bien la degradación y los desastres ambientales afectan a todo el planeta y a todos los pueblos, no lo hacen de la misma manera ni con la misma intensidad. Son las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que viven en condiciones de vulnerabilidad y marginación, las más afectadas de manera desproporcionada.

Igualdad de género y cambio climático

Precisamente por la estrecha relación existente entre emergencia climática y desigualdad de género, el tema prioritario de la 66ª Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW66, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas giró en torno a “Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas en el contexto de las políticas y programas de cambio climático, medio ambiente y reducción del riesgo de desastres”. Reunida en la ciudad de Nueva York entre el 14 y el 25 de marzo, la comisión debatió este tema por primera vez en su historia desde su concepción en 1946. Sin duda, la elección del mismo estuvo condicionada por la anterior celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow en octubre y noviembre pasados y la necesidad de avanzar de forma unánime en la implementación del Acuerdo de París.

Los Estados miembros califican de histórico el documento final

Al finalizar CSW66, los Estados miembros de las Naciones Unidas aprobaron por consenso las conclusiones convenidas, documento final que recoge las acciones acordadas para combatir el cambio climático y la desigualdad de género. Considerada como un “momento histórico” por numerosos Estados Miembros por su contenido innovador, la adopción del documento fue el resultado de largas e intensas horas de discusiones y negociaciones desde que se redactó el primer borrador en el mes de febrero pasado. Sin embargo, el proceso aún no ha terminado. Las conclusiones convenidas tienen que pasar formalmente por el Consejo Económico y Social (ECOSOC) y la Asamblea General de Naciones Unidas. Posteriormente, las acciones propuestas en el documento serán incorporadas por los países en su políticas y programas nacionales, en algunos casos a través de modificaciones en las legislaciones vigentes.

«Hasta catorce veces más probabilidades de morir»

En el documento se reconoce que las mujeres son más vulnerables a los efectos del cambio climático que los hombres debido, principalmente, a que viven en condiciones de pobreza en mayor proporción y dependen más para su sustento de aquellos recursos naturales más amenazados por el cambio climático. Además, enfrentan barreras sociales, económicas y políticas que limitan su capacidad de respuesta. Si a esto se le añade el acceso desigual a los recursos y a los procesos de toma de decisiones, no es de extrañar que “los estudios muestren que las mujeres tienen una probabilidad de hasta catorce veces más alta de morir que los hombres durante la ocurrencia de desastres climáticos”, como señaló António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, en la sesión inaugural de CSW66.

No habrá progreso para uno sin progreso para todos

Sin embargo, el documento también resalta que las mujeres desempeñan un papel clave como “agentes de cambio” en la salvaguardia del medio ambiente. Las mujeres tienen sólidos conocimientos y experiencias que pueden ser incorporados en las propuestas de mitigación del cambio climático y reducción de desastres medioambientales, así como en las estrategias de adaptación. Por ello, el informe propone a los Estados miembros aumentar la participación plena, significativa e igualitaria de las mujeres en tales respuestas, además de incorporar la necesaria perspectiva de género en las políticas y programas implementados. “Nuestros desafíos globales están interconectados. No habrá progreso para uno sin progreso para todos. La emergencia climática y la desigualdad de género son dos de los retos más extendidos que enfrentamos”, precisó Sima Bahous, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en la apertura de CSW66.

Obstáculos a los que se enfrentan los activistas de derechos humanos y las organizaciones de base

Asimismo, en las conclusiones convenidas de CSW66 se destacó el rol crucial que las organizaciones de la sociedad civil desempeñan y la importancia de sus contribuciones desde la esfera local a la internacional. Lamentablemente, también se dejó constancia de la preocupación por los desafíos y barreras que enfrentan numerosas organizaciones de base feministas y activistas de derechos humanos para trabajar y defender sus ideas. Mientras que Sima Bahous señaló que “el apoyo, los recursos, la valoración y el reconocimiento de los movimientos de género y acción climática son insuficientes”, António Guterres declaró contundentemente que “estamos viendo un retroceso en los derechos de las mujeres y debemos contrarrestar el retroceso”.

Una estrecha relación entre la salud mental y el cambio climático

Por fortuna, la participación de las organizaciones no gubernamentales (ONG) ha sido un elemento fundamental de CSW desde su comienzo. Aunque en estos momentos su representación en las sesiones oficiales sigue estando restringida a la esfera virtual por motivos de la pandemia, son numerosas las ONG que han contribuido con declaraciones escritas y orales al tema prioritario de discusión. Así, Dianova International ha querido alertar este año sobre la estrecha relación entre salud mental y cambio climático y la necesidad de incorporar este enfoque en todas las políticas y programas de desarrollo.

Desafiar los estereotipos que alimentan la desigualdad

Como en sesiones anteriores, Dianova International también celebró un evento paralelo dentro del Foro Virtual de ONG de CSW66 (NGO CSW66, por sus siglas en inglés), este año sobre la temática de “Mujeres al timón de soluciones sostenibles ante las amenazas climáticas”. Los panelistas recalcaron la necesidad de adoptar soluciones a los desafíos climáticos con un enfoque ecofeminista, incorporar la perspectiva de las comunidades locales, desafiar los estereotipos que alimentan las desigualdades de género y reconocer a las mujeres como líderes del cambio, ideas muy en línea con las conclusiones acordadas en CSW66.

 

Mujeres al timón de soluciones sostenibles ante las amenazas climáticas

Mujeres al timón de soluciones sostenibles ante las amenazas climáticas

Las mujeres son esenciales para la implementación de programas de gestión de desastres naturales y su participación debe ser apoyada en todos los niveles

Por María Victoria Espada – Al margen del 66º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW66, por sus siglas en inglés), Dianova International organizó un evento paralelo el 21 de marzo pasado en el Foro Virtual de ONG de CSW66 (NGO CSW66, por sus siglas en inglés). En línea con la temática oficial de CSW66 sobre igualdad de género y cambio climático, este evento de Dianova fue una excelente oportunidad para que diferentes panelistas invitados conversasen sobre experiencias de “Mujeres al timón de soluciones sostenibles ante las amenazas climáticas”.

“Reconocer las mujeres como líderes de un cambio positivo para el planeta” – Kehkashan Basu

La apertura del evento estuvo a cargo de Kehkashan Basu, icónica influencer mundial sobre medioambiente y género, además de fundadora y presidenta de Green Hope Foundation. Tras compartir ejemplos reales de cómo el cambio climático está afectando los medios de vida, la educación y la salud de las mujeres y niñas en diversas partes del mundo, además de limitar su acceso a servicios básicos, Kehkashan señaló la necesidad de adoptar soluciones con un enfoque ecofeminista que tenga en cuenta las conexiones entre los seres humanos y la naturaleza desde una perspectiva de género. Además, “el ecofeminismo permite reconocer los desafíos que enfrentan las mujeres, pero también reconocerlas como líderes de un cambio positivo para proteger el planeta, en lugar de convertirlas en víctimas”, como precisó la panelista.

“El elemento crítico para la resiliencia es la participación de las mujeres y niñas rurales” – Nick Newland

Para Nick Newland, director de incidencia de Associated Country Women of the World (ACWW), son las mujeres y las niñas que viven en áreas rurales, remotas y marginales las que sufren mayormente los efectos adversos del cambio climático. Sin embargo, estas comunidades rurales son las que desempeñan un papel fundamental en la transición a economías de cero emisiones netas y en la búsqueda de estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático.

Por ello, Nick fue rotundo al afirmar que “tenemos que escuchar a las comunidades locales; de lo contrario, todo es irrelevante. El elemento crítico para la resiliencia es la participación de las mujeres y niñas rurales y el reconocimiento de su conocimiento, comprensión y experiencia”. Esto permitirá, además, diseñar políticas que reflejen la realidad y la variedad de las diferentes poblaciones, a fin de enfrentar problemas sistémicos que requieren cambios sistemáticos.

Fortalecer las prácticas y costumbres tradicionales indígenas

En línea con lo anterior, Gabriel Tripura, director ejecutivo de Kothowain, organización miembro de la red Dianova, presentó un proyecto implementado en un área montañosa y remota de Bangladés. Dirigido por y para mujeres indígenas, el proyecto busca apoyar la gestión de desastres naturales y la preparación ante emergencias mediante el fortalecimiento de prácticas y costumbres tradicionales indígenas.

También ofrece capacitación para que las mujeres puedan desarrollar medios de vida adaptados al cambio climático. A pesar de que el papel de las mujeres en los hogares y en la comunidad es ampliamente reconocido, “la dominación masculina y el mayor ejercicio de poder de los hombres dificultan la libre circulación y la participación de las mujeres”, como indicó Gabriel, lo que limita las ganancias y los beneficios derivados del proyecto.

“Las mujeres son voces y agentes vitales en el cambio climático” – Taban Shoresh

A la hora de evaluar el cambio climático, Taban Shoresh, directora ejecutiva de the Lotus Flower en representación de Giving Women, señaló que es importante considerar su efecto multiplicador, por el cual las tensiones sociales, políticas y económicas se incrementan, especialmente en entornos frágiles y de conflicto. Además, debido a las disparidades de género en el acceso a información, capacitación, recursos y toma de decisiones, las mujeres tienen menos probabilidades de acceder a ayudas, lo que amenaza su sustento, bienestar y recuperación, acrecentando el círculo vicioso de vulnerabilidades. Sin embargo, “las mujeres son voces y agentes vitales en el cambio climático”, como afirmó Taban, por lo que “se necesitan enfoques integrales y más mujeres en roles de liderazgo para que se produzcan cambios”.

“El uso de sustancias como mecanismo de supervivencia para los más vulnerables” – Edward C. Carlson

En ocasiones, y en respuesta a la devastación que las rodea, las personas afectadas por los desastres naturales pueden recurrir a las drogas y al alcohol como mecanismo de supervivencia, sobre todo en el caso de personas que ya vivían en condiciones de pobreza o aquellas con antecedentes de consumo de sustancias o alcohol.

Si bien parece evidente a posteriori que el estrés aumenta el trastorno por uso de sustancias, como explicó Edward C. Carlson, director ejecutivo de Odyssey House Louisiana, Estados Unidos, falta inversión en las etapas iniciales de gestión de crisis medioambientales debido al estigma que aún rodea a las adicciones. Para Edward, “si no se sientan las bases con anticipación, no podremos estar preparados durante una crisis activa”, por lo que recomendó “normalizar la atención médica del comportamiento y la salud mental como prioridades” para toda la población bajo cualquier circunstancia.

Desafiar los estereotipos que alimentan las desigualdades de género

Antes del cierre del evento, los panelistas volvieron a recalcar la necesidad de informar sobre los efectos desproporcionados que el cambio climático tiene sobre las mujeres y niñas, y la importancia de trabajar colectivamente con las comunidades y las organizaciones a nivel local en los programas de gestión de desastres naturales. También solicitaron implementar más acciones, desde la esfera individual a la gubernamental, para abordar los problemas sistémicos, así como desafiar los estereotipos que alimentan las desigualdades de género y limitan las oportunidades y los derechos de las mujeres y las niñas. Dianova International agradece a los panelistas la participación en este evento y sus ricas aportaciones al necesario debate sobre cambio climático e igualdad de género.

 

Día Mundial de la Salud 2022

Día Mundial de la Salud 2022

Llamar la atención del mundo sobre las medidas urgentes que se necesitan para mantener la salud de los seres humanos y del planeta.

¿Somos capaces de imaginar un mundo donde el aire, el agua y los alimentos saludables estén al alcance de todos?

¿Donde las economías se centren en la salud y el bienestar?

¿Donde las ciudades sean habitables y las personas controlen su salud y la del planeta?

Fuente: Organización Mundial de la Salud – En medio de una pandemia, de un planeta contaminado, de un aumento de enfermedades como el cáncer, el asma y las cardiopatías, la OMS aprovechará la celebración del Día Mundial de la Salud 2022 para llamar la atención del mundo sobre las medidas urgentes que se necesitan para mantener la salud de los seres humanos y del planeta e incentivar un cambio para que las sociedades se preocupen del bienestar.

La OMS calcula que, cada año, se producen más de 13 millones de defunciones debidas a causas ambientales evitables, sin ir más lejos, a la crisis climática, que es la mayor amenaza para la salud a la que se enfrenta la humanidad. La crisis climática es también una crisis de la salud.

Nuestras decisiones políticas, sociales y comerciales están favoreciendo la crisis climática y sanitaria. Más del 90% de las personas respiran un aire insalubre que es consecuencia de la quema de combustibles fósiles. Debido al calentamiento del planeta, los mosquitos propagan las enfermedades más lejos y más rápido que antes. Los fenómenos meteorológicos extremos, la degradación del suelo y la escasez de agua están desplazando a las personas y afectando a su salud. La contaminación y los plásticos llegan hasta el fondo de nuestros océanos más profundos, de las montañas más altas, y se han abierto paso en nuestra cadena alimentaria. Los sistemas de fabricación de alimentos y bebidas muy transformados y poco saludables están impulsando una ola de obesidad, aumentando el cáncer y las enfermedades cardiacas, al tiempo que generan un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Aunque la pandemia de COVID-19 ha mostrado la capacidad curativa de la ciencia, también ha puesto de manifiesto las desigualdades de nuestro mundo. La pandemia ha evidenciado deficiencias en todos los ámbitos de la sociedad y ha hecho patente la necesidad urgente de forjar sociedades del bienestar sostenibles y comprometidas con la consecución de una salud equitativa, tanto ahora como para las generaciones futuras, sin sobrepasar los límites ecológicos. El planteamiento actual de la economía conduce a la distribución no equitativa de la renta, la riqueza y el poder, y hay demasiadas personas que siguen viviendo en situaciones de pobreza e inestabilidad. Las economías del bienestar deben velar por el bienestar de las personas, la equidad y la sostenibilidad medioambiental. Estos objetivos se han de plasmar en inversiones a largo plazo, presupuestos enfocados al bienestar, protección social y estrategias legales y fiscales. Para romper estos ciclos de destrucción del planeta y de la salud humana es necesario adoptar medidas legislativas, reformar las empresas y apoyar e incentivar a las personas para que tomen decisiones saludables.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

La CND a la sombra de la guerra

La CND a la sombra de la guerra

La invasión de Ucrania por parte de Rusia fue el tema político clave de la 65ª sesión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena

Por Lucía Goberna – La agresión militar de Rusia contra Ucrania ha influido enormemente en el desarrollo de la Comisión de Estupefacientes (CND por sus siglas en inglés). Las tensiones se han podido plasmar en los debates diplomáticos, la retirada de una resolución propuesta por Rusia y la votación para la elección del miembro del Grupo de Europa Oriental para el Comité FINGOV. Ver la nota de IDPC sobre el tema (inglés).

Así lo plasman palabras de cierre de la sesión por parte de UNODC “Esta sesión ha sido desafiante. En cierto modo, sin precedentes. Las circunstancias en las que nos reunimos han producido una división profunda y esta comisión se vio afectada (…). En última instancia, las reuniones han producido resultados importantes que llevarán a los estados miembros a mejorar las respuestas de control de drogas y proteger la salud pública (…). El problema mundial de las drogas no se detiene cuando surgen amenazas urgentes y nosotros tampoco. Las resoluciones son importantes a pesar de los desafíos en las negociaciones”.

Y pese a la atroz realidad en la que vivimos, el rol de las instituciones es el de seguir trabajando y avanzando. Así representantes de 128 países, 17 organismos internacionales y 86 ONG se reunieron en Viena del 14 al 18 de marzo de 2022 para la 65º sesión de la CND que se celebró en formato híbrido al que se registraron 1400 personas. Al margen de las sesiones formales y de negociación de las resoluciones, esa semana tuvieron lugar 130 eventos paralelos en formato online que trataron un abanico de temas muy amplio.

Dianova por undécimo año consecutivo, participó en la sesión (esta vez de forma virtual), organizando y participando en eventos paralelos, encuentros de la sociedad civil y enviando una declaración escrita.

Sesión formal

En las declaraciones de los países miembros y de los organismos internacionales se abordó la situación actual, y se abordaron temas sobre como facilitar la disponibilidad de medicación esencial en Ucrania o sobre cómo apoyar a las personas que requieren de servicios de reducción de daños, tratamiento de adicciones o de prevención de VIH en el país (lean por ejemplo las declaraciones de ONUSIDA).

Pueden acceder a las transcripciones de las sesiones facilitadas por el CND Blog gestionado por el Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC por sus sigla en inglés), al que agradecemos encarecidamente la ardua tarea de documentar las sesiones.

Entre los temas en agenda tratados destacan el hacer un balance de la situación mundial de drogas y del estado de implementación de los acuerdos internacionales, la revisión y decisión de las sustancias clasificadas bajo control internacional. Las resoluciones presentadas y tratadas versaron sobre temas diversos como son la prevención temprana, tráfico de drogas, la fabricación ilícita de drogas y la proliferación de precursores de diseño, el desarrollo alternativo o la relación de las políticas de drogas con el medio ambiente.

Encontrarán más información en la página oficial de la CND65 y la página de documentación.

Dianova publicó una declaración escrita para la sesión sobre la necesidad de poner el foco en los hijos/as de las personas que consumen drogas, que ha sido incluido como documentación oficial de la sesión.

Eventos paralelos de la CND

Dianova participó en cuatro eventos paralelos

Niños/as y familias afectadas por el consumo parental de drogas: lagunas actuales y prácticas prometedoras

Este evento, que contó con una gran participación, alrededor de 140 participantes, dio visibilidad a los hijos/as cuyos padres y madres consumen drogas y presentó recomendaciones concretas a tener en cuenta a la hora de diseñar e implementar las intervenciones con familias e hijos/as cuyos padres y madres consumen drogas.

La bienvenida de Dianova vino de la mano de Lucía Goberna de Dianova International, y la Dra. Gisela Hansen presentó el trabajo y publicaciones de Dianova en la introducción de la perspectiva de los derechos de la infancia en los servicios de adiciones.

El evento fue organizado por Dianova International con el copatrocinio de Croacia, Italia, Consejo de Europa – Grupo Pompidou, Asociación Proyecto Hombre y la Fundación San Patrignano.

Programas de prevención familiar impulsados por datos

El evento se centró en cómo apoyar a ONG en la implementación de programas de prevención locales en colaboración con clubes rotarios locales y en colaboración con el Grupo de Acción Rotaria para la Prevención de Adicciones (RAG AP).

Se presentaron tres proyectos de prevención sobre el terreno: uno sobre prevención Malgedem, Bélgica, otro sobre creación de espacios seguros para menores en los suburbios de Kampala, Uganda por la organización UYDEL y el programa de prevención universal para capacitar a familiares de “Juntas, Crecemos. Las familias como agentes de salud” diseñado e implementado por Dianova. Por parte de Dianova presentaron Lucía Goberna y el Dr. Antonio Molina.

Además, se presentó una herramienta de medición del impacto social de los programas preventivos y los sistemas que se utilizan para evaluar y monitorear los proyectos diseñado por el RAG AP. Finalmente, desde la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), se presentaron los avances respecto a los programas de prevención temprana y la necesidad de contar con programas basados en la evidencia científica.

El evento fue organizado por el Grupo de Acción Rotaria para la Prevención de Adicciones y copatrocinado por la Sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la ONUDD, Dianova International y la Federación Mundial contra las Drogas.

Innovaciones centradas en las personas en las Comunidades Terapéuticas

El evento destacó la importancia de contar con comunidades terapéuticas basadas en la evidencia como un componente integral de los sistemas de salud e incidió en la necesidad de proveer servicios en la lógica del cuidado continuo.

Se presentaron prácticas y redes innovadoras en el ámbito de las comunidades terapéuticas por parte de las federaciones regionales de las comunidades terapéuticas. Fue un evento que proporcionó una visión muy completa de la gran variedad de servicios que ofrecen las comunidades terapéuticas, en coordinación con otros servicios y en los avances en el diseño e implementación de programas científicamente validados.

Ver el video del evento con el código g0H.^c4G
Organizado por la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas con el copatrocinio de Proyecto Hombre, Dianova International, la Federación Europea de Comunidades Terapéuticas, la Federación Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas, la Federación de Comunidades Terapéuticas de Asia, Asociación de Comunidades Terapéuticas de Australasia y Comunidades de Tratamiento de América.

Promoviendo intervenciones basadas en la evidencia de la sociedad civil en colaboración con estados miembros y organizaciones internacionales

Este evento contó con un panel de apertura de alto nivel con entre otras personas el Delegado del Plan Nacional sobre Drogas de España, el Dr. Villalbí y la encargada de la sección de prevención y tratamiento de la ONUDD, Giovanna Campello.

El foco del evento fue presentar tres ejemplos de intervenciones concretas basadas en la evidencia de los ámbitos de prevención, tratamiento y reducción de daños de las organizaciones de la sociedad civil de Europa, América y Asia en colaboración con organizaciones internacionales y estados miembros. Dianova presentó la buena práctica de colaboración en la implementación del Sistema de Gestión de Calidad de COPOLAD para la Red de Tratamiento en Drogas de Uruguay.

Estuvo organizado por la Asociación Proyecto Hombre, que contando con el copatrocinio del Gobierno de España, Uruguay, la Sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la ONUDD, Dianova, la Fundación para el Instituto de Investigación Global, la Red Iberoamericana de ONGs que trabajan en Drogas y Adicciones (RIOD) y el Comité de ONG de Drogas de Viena (VNGOC).

Otros eventos paralelos

Dianova también colaboró con la organización del evento “Impulsando el cambio desde un espacio cada vez más reducido: Desafíos para la participación efectiva de la sociedad civil en la formulación de políticas de drogas” como miembro del Foro de la Sociedad Civil sobre Drogas en la UE, y asistió a múltiples eventos pa-ralelos a lo largo de la semana.

Encuentros de la sociedad civil

Al margen de la CND tuvieron lugar otros encuentros interesantes para la sociedad civil como son los diálogos informales con la Directora Ejecutiva de la ONUDD, el Presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, el Presidente de la CND. Dianova aprovechó la ocasión para preguntarle a la directora Ejecutiva Ghada Waly sobre los indicadores de reporte de ONUDD al Foro de Alto Nivel Político de la ONU respecto a la cobertura del tratamiento (farmacológico, psicosocial y servicios de rehabilitación y postratamiento) para los trastornos por consumo de sustancias, ante la falta de información al respecto.

Como cada año, se celebró la Asamblea Anual del Comité de ONG de Drogas de Viena (VNGOC por sus siglas en inglés) en donde se trataron temas estratégicos e internos de la plataforma y se celebraron elecciones para el consejo directivo. Desde Dianova, dar la enhorabuena a los nuevos miembros del equipo Matej Kosir de UTRIP que repite en el cargo, Beatrix Vas de la organización YouthRISE y Asia Almas Ashraf de la Federación Mundial contra las Drogas. Las elecciones en el VNGOC se hacen de forma escalonada, renovando la mitad de los miembros del consejo (tres en total) de forma anual para asegurar que haya continuidad.

Sin lugar a duda, ha sido una sesión atípica. Es en momentos como los que estamos viviendo en la actualidad que hay que hacer gala de la diplomacia y del trabajo en entornos multilateral para, juntos, seguir avanzando. La problemática de las drogas es una realidad constante que requiere nuestra atención y respuesta de forma ininterrumpida.

VIENNA – MAY 6: The Vienna International Centre or UNO City with green lawn and blue sky in summer on May 6, 2018

¿Cómo afecta el consumo de drogas de los padres a la infancia?

¿Cómo afecta el consumo de drogas de los padres a la infancia?

Estos niños y niñas corren un mayor riesgo de sufrir consecuencias adversas como problemas médicos, sociales, psicológicos y de comportamiento.

Por Lucía Goberna – Al margen de la 65ª sesión anual de la Comisión de Estupefacientes, Dianova organizó un evento paralelo sobre «Los niños y las familias afectados por el consumo de drogas de sus padres y madres: lagunas actuales y prácticas prometedoras» para introducir este tema en la agenda y proponer intervenciones y recomendaciones concretas sobre cómo mejorar la situación de los niños y niñas afectados.

El evento tuvo lugar el 17 de marzo de 2022 y contó con la participación de 139 personas. Fue presidido por Florence Mabileau (Grupo Pompidou) y copatrocinado por los gobiernos de Croacia e Italia, la Asociación Proyecto Hombre, el Consejo de Europa – Grupo Pompidou y la Fundación San Patrignano.

Una población invisible

Los niños y niñas cuyos padres/madres o cuidadores consumen alcohol u otras drogas corren un mayor riesgo de sufrir consecuencias adversas a corto y largo plazo, que van desde problemas médicos hasta problemas sociales, psicológicos y de comportamiento; por ejemplo, tienen más probabilidades que otros niños de tener un estatus socioeconómico bajo, se enfrentan a mayores dificultades en el ámbito académico y social, y pueden sufrir efectos directos como el abuso o la negligencia parental.

Sin embargo, a pesar de encontrarse en situaciones a menudo nefastas, estos niños suelen quedar enterrados en el silencio por la vergüenza y el estigma, y porque sus padres o cuidadores carecen de información sobre los recursos disponibles para recibir apoyo.

Los padres tienen que enfrentarse al doble reto de la paternidad/maternidad y la adicción. No saben a quién dirigirse para pedir ayuda y suelen vivir con el miedo a que se les revoque la tutela o a ser sancionados si re- velan su problema de consumo de sustancias. En consecuencia, tienden a retrasar la búsqueda de ayuda, mientras que sus problemas de consumo de sustancias se vuelven cada vez más centrales en la dinámica familiar.

Estudio del Grupo Pompidou: recomendaciones para los Estados miembros y los programas de tratamiento de las adicciones

En el evento, los ponentes exploraron la cuestión desde diversas perspectivas y presentaron prácticas complementarias. Corina Giacomello presentó un estudio realizado por el Grupo Pompidou sobre los niños y niñas cuyos padres consumen drogas. El estudio se centró en los programas, servicios y prácticas aplicados en 16 países e identificó prácticas prometedoras y recomendaciones para los Estados miembros y los servicios de tratamiento de adicciones.

Entre las principales recomendaciones destacadas por Corina figura la necesidad de aplicar estrategias integradas para atender las necesidades de todos los niños y niñas afectados a nivel local y nacional. En particular, los servicios deben dejar de trabajar en silos aislados y entablar una colaboración abierta. Otro elemento clave identificado es la necesidad de mejorar la recogida de datos e información sobre los niños cuyos padres consumen drogas, y facilitar su difusión para producir políticas públicas mejor informadas. Por último, subrayó que los servicios de tratamiento de las adicciones deben responder mejor a las necesidades de la infancia afectada y de sus padres, por ejemplo, mediante la provisión de guarderías y servicios de atención diurna, mediante el desarrollo de la capacidad de los padres como parte integral del programa, y mediante un estrecho seguimiento en los servicios ambulatorios.

La experiencia croata

La Dra. Jadranka Ivandić Zimić, del Instituto de Salud Pública de Croacia, hizo una amplia presentación de la experiencia croata en la atención a los hijos de padres con trastornos de uso de sustancias. Además, destacó la política y las prácticas del Estado croata en relación con las drogas y el modo en que las distintas partes interesadas colaboran, y describió los grupos destinatarios y sus familias.

También mencionó las limitaciones de los programas de prevención para estos niños y sus familias. Como afirmó, los programas específicos de prevención también pueden tener consecuencias negativas, ya que pueden contribuir indirectamente a la estigmatización de estos niños.

Es fundamental reforzar el enfoque individual y proporcionar asistencia profesional en las instituciones preescolares y escolares. En cualquier caso, el objetivo no debe ser retirar la custodia de los niños, sino animar a los padres en su camino de recuperación, ayudarles a ser mejores padres y mantener el núcleo familiar.

Recursos útiles para los servicios de tratamiento de adicciones

Catherine Comiskey explicó cómo trabajar con niños y niñas cuyos padres consumen drogas mediante una intervención muy clara y práctica. Abordó aspectos como la forma de estimar la prevalencia y conocer la gravedad del problema, la forma de identificar los factores de riesgo y de protección (con herramientas como Respuestas a las necesidades de los hijos de las personas que consumen drogas del OEDT). Además, Catherine describió las características de los programas eficaces en este ámbito y ofreció a los participantes información sobre la evaluación de los programas de prevención (véase el registro XChange del OEDT), y sobre portales de aprendizaje online para el tratamiento de las adicciones, como «Identificar y responder a la adicción a las drogas y al alcohol en la práctica de la enfermería, la matronería y la atención sanitaria asociada«.

Abordar los derechos de los niños y niñas en los servicios de adicción

Gisela Hansen presentó el estudio y la infografía elaborados por Dianova sobre cómo proteger los derechos de los niños y niñas afectados por el consumo de sustancias de los padres, como guía para los servicios de adicciones. Gisela se centró en tres aspectos concretos: el reto para los profesionales, ante su obligación de proteger a los niños y niñas, al tiempo que apoyan a sus padres; la necesidad de mejorar la integración de la perspectiva de género en los servicios; y lo crucial que es responder rápida y eficazmente a las violaciones de los derechos de la infancia. Por último, Gisela esbozó algunas recomendaciones sobre el camino a seguir para los servicios de adicción.

Presentación de un programa de cuidados intensivos en Italia

Monica Barzanti presentó un programa de cuidados intensivos diseñado para prevenir la institucionalización de niños y niñas que viven en familias vulnerables. El Programa de Intervención para la Prevención de la Institucionalización, o P.I.P.P.I (inspirado en Pippi Calzaslargas, un personaje de ficción cuya creatividad y resiliencia son famosas en todo el mundo) fue diseñado por el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales ita-liano y la Universidad de Padua y dio lugar a la publicación de directrices nacionales sobre «la intervención con niños y familias en situación de vulnerabilidad» en 2017. Todas las familias en situación de vulnerabilidad tienen derecho a acceder a este programa de forma gratuita.

Entre otros componentes clave innovadores, el programa se basa en un equipo multidisciplinar y en la participación activa de los niños/as y las familias en el progreso de la evaluación y la toma de decisiones (Herramienta del Mundo del Niño).

En nombre de Dianova, queremos agradecer a los ponentes sus excelentes aportaciones. Nos alegramos de que este tema esté recibiendo más atención por parte del mundo académico, de las autoridades públicas y de las ONG, ya que se abordó en numerosas ocasiones durante el transcurso de la CND65.

 

«Hay que cambiar las normas sociales sobre el alcohol»

«Hay que cambiar las normas sociales sobre el alcohol»

Alcohol y juventud: entrevista de Juan Ramón Villalbí Hereter, Delegado del Gobierno español para el Plan Nacional sobre Drogas

¿Preocupan los consumos de alcohol en España entre jóvenes?

Juan Ramón Villalbí Hereter – Aunque hayan bajado un poco en los últimos años, tenemos aún niveles de consumo y de abuso del alcohol en adolescentes y jóvenes que quisiéramos disminuir. Esto es fruto de un contexto de gran disponibilidad, precios bajos, y una promoción muy intensa, que lleva a percibir su consumo como normal, y la conducta de beber resulta muy fácil.

Por esto, seguimos con atención estos consumos mediante la serie de encuestas que vienen realizándose por el Ministerio desde 1994: Encuesta estatal sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES) y Encuesta sobre Alcohol y Drogas en población general en España (EDADES).

Juan Ramón Villalbí Hereter

Juan Ramón Villalbí Hereter

Los datos obtenidos en los últimos años indican que el alcohol es la sustancia psicoactiva de consumo más generalizado entre adolescentes de 14 a 18 años, pese a que se trata de una sustancia cuyo venta está prohibida a menores de edad. Hay que tener en cuenta que una parte de esta población que consume bebidas alcohólicas, realiza consumos intensivos, que sabemos que pueden tener efectos a largo plazo en un cerebro que sigue su maduraciónhasta después de los 21 años.

¿Se han observado cambios en los patrones de consumo entre jóvenes a causa de las medidas relacionadas con la pandemia?

La pandemia por Covid-19 y las medidas adoptadas para su control han supuesto un importante impacto tanto sanitario como social y personal a todos los niveles. En concreto, los consumos de alcohol y otras sustancias psicoactivas disminuyeron notablemente entre los adolescentes y jóvenes durante los períodos de confinamiento y de restricción de actividades de ocio.

El descenso en las intoxicaciones fue especialmente importante. Es razonable, pues a estas edades los consumos suelen producirse en un contexto de ocio y en grupo, que se modificó en este período. La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y su Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones está realizando un seguimiento de la situación a través de los sistemas de información ya implantados, seguimiento que se ha reforzado mediante diferentes iniciativas, tal como se recoge en los informes sobre el impacto de la Covid-19 en las adicciones en España publicados en 2020 y en 2021. Una de las iniciativas más ambiciosas fue la encuesta OEDA-COVID 2020, diseñada para obtener información significativa de la población española sobre los potenciales cambios asociados a la pandemia.

Los cambios registrados durante la pandemia confirman algo que ya veníamos observando: una menor disponibilidad, accesibilidad y reducción de oportunidades de adquirir alcohol y de consumirlo grupalmente pueden ser factores relevantes en la disminución del consumo. Estas premisas nos muestran el valor potencial de las medidas de prevención ambiental, que influyen en los entornos urbanos desde el punto de vista ecológico y social.

Riesgos del alcohol

El consumo de alcohol por parte de los menores es un grave problema de salud pública en España y en otros países. El alcohol es la sustancia más consumida entre los jóvenes, y el consumo de alcohol por parte de éstos supone enormes riesgos para la salud y la seguridad – ilustración: Shutterstock

¿Existe una correlación entre el consumo problemático de alcohol y comportamientos violentos y/o sexuales de riesgo?

Una persona intoxicada percibe la realidad de manera alterada y esto influye en su percepción de los riesgos y en su conducta. Por eso, el consumo es un factor de riesgo para verse envuelto en actividades de riesgo que uno normalmente evitaría.

En este sentido, hay que reseñar que buena parte de la violencia relacionada con el alcohol se produce por la noche, sobre todo los fines de semana, y a menudo se localiza en los establecimientos en los que se consume alcohol o en sus proximidades. Por ello, hemos fomentado y financiado programas como Noctámbul@s, que aborda riesgos en espacios de ocio.

¿Con qué herramientas cuenta la Delegación?

La principal herramienta de mejora de las políticas de prevención es aumentar la percepción de los riesgos derivados del consumo de alcohol. Si el consumo se percibe como trivial es más fácil que se beba y que se beba más de la cuenta.

En este sentido, me gustaría destacar el programa de formación de Agentes Tutores, en el marco del Convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Este programa centra su atención en situaciones relacionadas con el entorno escolar (prevención de drogodependencias, absentismo escolar, violencia entre iguales) y con el medio abierto (consumo en vía pública o venta de alcohol y tabaco a menores en locales y establecimientos públicos).

Otras medidas a destacar son los protocolos para la detección precoz e intervención con menores vulnerables, la elaboración de Planes de prevención en el ámbito laboral, el fomento de la prevención en entornos de ocio mediante la convocatoria de ayudas a Corporaciones Locales, y por supuesto la mejora del conocimiento, con la epidemiología como base para el establecimiento de políticas de prevención (encuestas EDADES, ESTUDES, o Encuesta Laboral)

¿Cuáles son las medidas que deberíamos implementar para prevenir los consumos problemáticos entre jóvenes?

El mayor determinante del consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad es la influencia social. Los adolescentes quieren ser como los mayores, ven publicidad que les hace creer que es lo que hacen los jóvenes que les sirven de modelo, y si observan que en su entorno se bebe, beberán como parte del proceso de hacer mayores. La importancia de la influencia social la hemos comprobado con el consumo de tabaco. En este sentido, resulta determinante cambiar la norma social, tanto las normas informales (lo que las familias y la comunidad hacen porque es lo comúnmente aceptado), como las normas formales, las que se derivan de la normativa y la regulación, que pueden incorporar elementos coercitivos (como prohibiciones de elementos de promoción, venta o consumo).

El Plan anual normativo del gobierno prevé la ley de protección de los menores frente al consumo de alcohol. Pero no podemos ignorar la necesidad de refuerzo de los programas de prevención ambiental, universal, selectiva e indicada dirigidos a prevenir el consumo problemático de alcohol en adolescentes y jóvenes, teniendo en cuenta una mirada de género y la perspectiva de equidad.

Para reducir los daños relacionados con el consumo de alcohol se mencionó la necesidad de un abordaje intersectorial, ¿qué significa esto y cómo se traduce en las políticas?

La salud en todas las políticas debe tener como elementos centrales el abordaje de los determinantes de la salud, de las desigualdades y la acción intersectorial. Necesitamos desarrollar una salud pública capaz de responder al mundo globalizado y a sus vertientes políticas, sociales y económicas.

Una aproximación integral a la política de drogas debe implementar medidas basadas en la evidencia en cada nivel de intervención. Esto no es retórica, tenemos ejemplos de este mismo año, logrados mediante la interacción entre diversos Ministerios. Por ejemplo, la reciente revisión de la normativa de tráfico fija en cero el nivel de alcoholemia para los menores conductores.

A los 16 años se puede conducir un ciclomotor, y no se puede comprar alcohol, pero sabemos que hay cierto consumo de alcohol a esta edad. Este cambio normativo, más exigente en la alcoholemia de los menores que con los conductores mayores de edad, desliga el inicio de la conducción del consumo de alcohol, y refuerza el mensaje social para los menores en favor de la salud. Es un ejemplo de acción intersectorial en la buena dirección.

 

Diverse People Friends Hanging Out Drinking Concept

Salud mental y cambio climático.

Salud mental y cambio climático.

Dianova envió una declaración escrita a la 66ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que se celebra del 14 al 25 de marzo en Nueva York.

Por el equipo de Dianova – El sexagésimo sexto período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW66, por sus siglas en inglés) se llevará a cabo en formato híbrido entre el 14 y el 25 de marzo de 2022 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. El tema prioritario de CSW66 será “Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas en el contexto de las políticas y programas de cambio climático, medio ambiente y reducción del riesgo de desastres”.

Fundada en 1946, CSW es el mayor órgano para la formulación de políticas a nivel mundial dedicado exclusivamente a promover la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. ONU mujeres actúa como secretaría de la comisión, respaldando todos los aspectos del trabajo que esta comisión realiza.

La participación activa de las organizaciones no gubernamentales (ONG) ha sido un elemento fundamental en el trabajo de CSW desde su comienzo. Las ONG influyeron en el diseño del actual marco de políticas mundiales sobre igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres recogido en la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995. Hoy en día, siguen desempeñando un papel importantísimo al solicitar a los líderes nacionales e internacionales la rendición de cuentas respecto a los compromisos acordados.

Igualmente, las ONG acreditadas por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC, por sus siglas en inglés) pueden participar en las sesiones anuales de CSW mediante la formulación de declaraciones orales, comentarios o preguntas durante las sesiones oficiales. También pueden contribuir a los debates mediante el envío previo de declaraciones escritas, tal y como ya han hecho 147 ONG ante CSW66 hasta la fecha y, entre ellas, Dianova International.

En línea con el tema prioritario de CSW66, Dianova ha querido alertar sobre la estrecha relación entre la salud mental, el cambio climático y los desastres medioambientales. Por una parte, las investigaciones realizadas sugieren que los eventos climáticos extremos pueden agravar el riesgo de enfermedades mentales. Por otra, las evidencias señalan que la ausencia de una buena salud mental impacta en el bienestar general individual de las personas, reduciendo la capacidad de realizar su potencial, y de las comunidades en su conjunto.

Sin embargo, el impacto del cambio climático sobre la salud mental aún no es tenido suficientemente en cuenta en el diseño de políticas y programas. Por ello, enfatizando que el cuidado de la salud mental es fundamental para disfrutar de una vida digna y lograr el desarrollo sostenible, Dianova International solicita ante CSW66:

  • Adoptar enfoques centrados en la adaptación y la mitigación de los efectos del cambio climático que promuevan un desarrollo sostenible y equitativo, especialmente entre las poblaciones más vulnerables.
  • Visibilizar la “ecoansiedad” y otros problemas de salud mental relacionados con el cambio climático, particularmente en los países de ingresos bajos y medios donde la salud mental ocupa un lugar relativamente bajo en las prioridades de la agenda de desarrollo.
  • Considerar la salud mental en las evaluaciones de impacto del cambio climático y en las medidas de mitigación de los efectos de los desastres medioambientales, junto a otros enfoques socioeconómicos y medioambientales.
  • Integrar las cuestiones de cambio climático y salud mental en todas las políticas de desarrollo y fortalecer los sistemas de atención de la salud mental, especialmente los servicios de promoción, prevención y tratamiento.
  • Diseñar las políticas, programas y evaluaciones de impacto del cambio climático y las medidas de mitigación con perspectiva de género, sabiendo que las normas, las funciones y las relaciones que se asignan las personas pueden posibilitar o restringir la capacidad de adaptación.
  • Prestar servicios de atención de la salud mental que sean asequibles y accesibles y lleguen a las poblaciones más vulnerables, dotándolos de los recursos necesarios a nivel local, nacional e internacional.
  • Ampliar la capacidad de decisión y actuación de las mujeres para que desarrollen su resiliencia frente a los impactos del cambio climático e incluirlas en la gestión de catástrofes, especialmente en entornos de mayor vulnerabilidad.
  • Alinear los objetivos de los compromisos mundiales, como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Acuerdo de París, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el Plan de acción integral de la OMS sobre salud mental 2013-2030, entre otros, para avanzar simultáneamente en la acción climática, la salud mental, la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas, especialmente las más vulnerables.
  • Reconocer el potencial de las organizaciones de la sociedad civil como socios en el proceso de desarrollo sostenible e incluir su experiencia y voz en la formulación e implementación de acuerdos y políticas a todos los niveles.

Día de la Mujer: ¡No a la guerra y al patriarcado!

Día de la Mujer: ¡No a la guerra y al patriarcado!

El 8 de marzo decimos no a la violencia, a la guerra y al patriarcado y exigimos la aplicación de medidas para la igualdad real

Por Montse Rafel, Directora general de Dianova – Hoy día 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, que responde a la lucha histórica por la igualdad de derechos plena entre hombres y mujeres del mundo. Celebramos los avances de las últimas décadas, pero todavía queda mucho camino que recorrer en el camino de la igualdad efectiva.

La pandemia del Covid-19 ha agravado la situación de desigualdad estructural de las mujeres acentuando situaciones de vulnerabilidad y desprotección, y es necesario dar respuestas eficaces desde las administraciones y sociedades. Por otra parte, el innegable fenómeno del cambio climático impacta de manera feroz en las personas más vulnerables: Las mujeres y los/las niños/as. El cambio climático es uno de los retos más importantes de la actualidad a nivel mundial y el tiempo para tomar medidas que aminoren las consecuencias del calentamiento global se agota.

Las mujeres tradicionalmente se han visto expuestas a la discriminación de género en diferentes formas (responsabilidad desequilibrada ante las tareas domésticas y de cuidados, brecha salarial, techo de cristal y suelo pegajoso, acoso sexual, violencia de género, infrarrepresentación en órganos de poder y en espacios políticos, invisibilización, etc.)

La realidad del cambio climático no es ajena a estas discriminaciones. La pobreza tiene cara de mujer y en efecto el impacto de este fenómeno se amplifica por el hecho de ser mujer.

No podemos dejar de mencionar Ucrania, ante la gravísima situación de vulneración de derechos que está viviendo el pueblo de este país, sobre todo las mujeres y sus criaturas.

En palabras de la periodista Violeta Assiego «hay un nexo directo entre guerra y patriarcado, porque son las mujeres (muy intensamente) y las personas de los sectores más precarios, vulnerables y frágiles (niñas, niños, disidencias sexuales, migrantes, pobres, personas mayores, enfermas, discapacitadas, etc.) las que sufren las violencias desatadas en las guerras, sus impactos y sus consecuencias.»

Desde Dianova revindicamos este 8 de marzo la búsqueda de soluciones pacíficas ante los conflictos, alejándonos como sociedad de la violencia y las injusticias, tejiendo alianzas feministas para proteger a las mujeres y a la infancia.

Por otro lado, es urgente tomar consciencia que las mujeres con problemas de adicciones siguen siendo un porcentaje anecdótico de los programas de recuperación y que la pandemia ha dificultado aún más la accesibilidad a los servicios específicos de salud.

Desde nuestra asociación trabajamos para el desarrollo de acciones y programas que contribuyan activamente a la autonomía personal y al progreso social, y para que esto se materialice es fundamental abogar por una sociedad más igualitaria en materia de género. Es por este motivo que, además de unirnos a las acciones de incidencia política de las plataformas de las cuales formamos parte, se realizarán actividades de reflexión y sensibilización con las personas beneficiarias de nuestros centros y los equipos profesionales.

Porque creemos que la lucha por una sociedad más igualitaria está en manos de todas y todos y como entidad social es nuestra razón de ser.