Home » Blog » ODS: construir una recuperación sostenible tras el COVID

ODS: construir una recuperación sostenible tras el COVID

Foco en la situación de los países en los que Dianova está presente, especialmente en los ámbitos de la salud y el tratamiento de las dependencias

El Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés) es la plataforma central de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el seguimiento y la revisión de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Parte esencial del HLPF es la presentación de los exámenes nacionales voluntarios (VNRs, por sus siglas en inglés), que son informes cuyo propósito es ofrecer una instantánea de la implementación de los ODS en los países.

Las VNR: una instantánea de la aplicación de los ODS

Estos informes tienen un carácter voluntario y su elaboración es liderada e impulsada por los gobiernos de los Estados miembros de la ONU. Son reflejo de las diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo de cada país, así como de sus prioridades de política. Idealmente, pueden incluir valoraciones de la sociedad civil y el sector privado, entre otros actores, sobre el progreso en los ODS a nivel nacional y local.

Una implementación más eficaz de la Agenda 2030

Los VNRs suelen constar de tres fases: preparación del informe de seguimiento de los ODS a nivel nacional y subnacional, presentación del informe durante el HLPF y seguimiento de éste una vez concluido el foro. Además, los VNRs contribuyen a una implementación más eficaz de la Agenda 2030 y son una herramienta clave para la rendición de cuentas de los ODS tanto a nivel nacional como mundial.

Si bien no hay una frecuencia predeterminada para la presentación de los informes, la ONU recomienda a todos los países realizar al menos dos VNRs durante el período de vigencia de los ODS, entre 2015 y 2030. Tras la conclusión del HLPF 2021 en julio pasado, ya son 177 los Estados miembros de la ONU que han presentado al menos un informe de seguimiento de los ODS. Es destacable que 42 países hayan logrado realizar un VNR durante 2021, a pesar de las severas circunstancias impuestas por la pandemia de COVID-19.

Los objetivos examinados

Durante las recientes sesiones de VNRs, los países participantes informaron de la implementación de los ODS revisados durante el HLPF 2021: el ODS 1 (fin de la pobreza), 2 (hambre cero), 3 (salud y bienestar), 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 12 (producción y consumo responsables), 13 (acción por el clima), 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 17 (alianzas para lograr los objetivos). La información a nivel país se complementó con el informe de la ONU sobre los “Progresos realizados para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible” de ámbito mundial.

Foco en algunos de los países en los que Dianova está presente

Siendo el ODS 3 un área de trabajo transversal dentro de la red Dianova, a continuación se ofrece un extracto de la información presentada para ese ODS por España, Nicaragua, Noruega, Suecia y Uruguay, países participantes en los VNRs de 2021 y en los que los miembros de la red Dianova están presentes. Si la información lo permite, también se incluyen detalles de la meta 3.5: Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias adictivas, incluido el uso indebido de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol y del indicador 3.5.1: Cobertura de los tratamientos (farmacológicos y psicosociales y servicios de rehabilitación y postratamiento) de trastornos por abuso de sustancias adictivas, objetivos estrechamente relacionados con el trabajo de Dianova.

España

Con su “Informe de Progreso 2021 y Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030”, España ha participado por segunda vez en los VNRs, siendo la primera ocasión en 2018. El informe recoge los avances realizados en cada una de las nueve “políticas palanca” o políticas prioritarias aprobadas en 2018, orientadas hacia el cumplimiento de la Agenda 2030.

Respecto al ODS 3, las políticas palanca incluyen la necesidad de fortalecer el sistema público de salud en general, así como de incidir en la prevención y la promoción de la salud individual y colectiva en entornos saludables. Igualmente, dada la estrecha relación existente entre el nivel educativo, la ocupación desarrollada y los hábitos de vida saludables de la población, se espera que las políticas educativas, económicas y sociales diseñadas en conjunto impacten positivamente en la salud pública.

En el informe se mencionan planes de drogas y adicciones específicos para Cataluña y Extremadura y a nivel de entidades locales, así como otro para las Fuerzas Armadas. Además, en el informe “Indicadores de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” anexo, España realiza un seguimiento de la meta 3.5 y el indicador 3.5.1 desde 2015, lo que refleja prioridades de política nacional y a nivel de ODS. Como se detalla, el número de admisiones a tratamiento por abuso de drogas ilegales y alcohol ha ascendido a 49.886 y 27.202 en 2019, respectivamente, en línea con la tendencia observada en años anteriores.

Noruega

Noruega también ha participado por segunda vez en los VNRs con la presentación de su “Informe sobre la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, siendo la primera vez en 2016. Noruega es conocida por tener un buen sistema de cobertura de salud universal y acceso a atención médica de calidad para toda la población. Sin embargo, las enfermedades no transmisibles y las desigualdades sociales continúan siendo desafíos de salud pública, según se detalla en el informe.

Del análisis de la meta 3.5 se desprende que los tratamientos para el abuso de sustancias están mejorando, aunque el número de sobredosis permanece estable, lo que explica que la tasa de mortalidad por sobredosis de drogas ilegales se mantenga relativamente alta en el país. A pesar de esta problemática, el anexo estadístico que acompaña al informe principal no detalla la evolución del indicador 3.5.1.

En la evaluación de los ODS realizada en paralelo por la sociedad civil e incorporada en el informe, las organizaciones participantes consideran que Noruega se ha estancado en el cumplimiento del ODS 3. Respecto a la meta 3.5, recomiendan centrarse en la prevención, el tratamiento integral y los programas de rehabilitación para reemplazar el encarcelamiento y las multas como castigos por delitos menores relacionados con las drogas, siguiendo lo establecido en las convenciones de la ONU.

Nicaragua

En la presentación de su primer informe sobre “Avances en el cumplimiento de los ODS, alineados con la Agenda 2030”, Nicaragua reconoce la vulnerabilidad del país tras el estallido social de 2018, los huracanes que azotaron el país en 2020 y los recientes efectos de la pandemia. Las pérdidas económicas acumuladas y los efectos del cambio climático se han traducido en pobreza y desigualdad generalizadas.

Según el informe, desde 2017 Nicaragua ha profundizado el desarrollo de un “modelo de salud familiar y comunitario” centrado en las familias y las personas, con énfasis en la prevención y atención, y en la educación y promoción de estilos de vida saludables. De acuerdo con las estadísticas nacionales, el creciente gasto público en salud desde 2006 ha permitido garantizar la gratuidad de la atención médica a toda la ciudadanía junto a un incremento del número de trabajadores del sector salud.

Los principales logros del ODS 3 se encuentran en la reducción de la mortalidad materna e infantil, vacunación y control de epidemias. Sin embargo, el informe no incluye un seguimiento anual del progreso en las metas e indicadores de los ODS, ni tampoco ofrece información detallada sobre la prevención y tratamiento del abuso de sustancias adictivas y el consumo nocivo de alcohol.

Suecia

Como ha ocurrido a nivel mundial, la pandemia de Covid-19 ha afectado la implementación de los ODS en Suecia, perdiéndose parte de los progresos realizados desde 2015. El “Informe sobre la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” arroja un aumento de las desigualdades económicas y sociales entre la población y confirma la imposibilidad de conseguir varios de los objetivos medioambientales antes de 2030.

En general, Suecia tiene un buen historial en el cumplimiento del ODS 3 gracias a su sistema de bienestar social. A principios de 2021, el gobierno sueco presentó una propuesta para renovar la política sobre alcohol, drogas, dopaje, tabaco, nicotina y juego (ANDTS, por sus siglas en sueco), vigente desde 2011. La nueva estrategia tiene un fuerte enfoque en la prevención del uso de drogas, la promoción de la salud y la identificación de intervenciones específicas para proteger a niños y jóvenes. Si bien en el anexo estadístico no se presentan datos del indicador 3.5.1, en el informe principal se menciona que el consumo general de alcohol ha disminuido. Contrariamente, las muertes registradas por intoxicación accidental van en aumento.

En Suecia también persisten las diferencias en condiciones de salud entre diferentes grupos socioeconómicos y entre hombres y mujeres. Además, la posición económica de la familia puede impactar en la salud y el bienestar de los niños. Sin embargo, existen lagunas estadísticas que dificultan el seguimiento tanto de la situación de salud como de la atención brindada, especialmente entre los grupos vulnerables.

Uruguay

El “Informe Nacional Voluntario 2021” ha sido el cuarto informe presentado por Uruguay desde la aprobación de la Agenda 2030, reflejando el compromiso del país con los ODS. En el mencionado informe, se recogen las prioridades estratégicas nacionales, las reformas necesarias para conseguirlas y un análisis de las metas e indicadores relacionados con los ODS.

La educación, la salud y la seguridad social han constituido los pilares del estado de bienestar y continúan siendo prioridades de desarrollo en Uruguay. La seguridad social ha sido un instrumento de integración y cohesión social que ha permitido al país mantener tasas de pobreza relativamente bajas. Sin embargo, el sistema enfrenta desafíos vinculados a los cambios en la población y en el mercado laboral, que ponen en riesgo su sostenibilidad financiera. Por ello, la reforma de la seguridad social se ha identificado como integral para garantizar el desarrollo sostenible en el país.

A pesar de que en el anexo estadístico del informe no se proporciona información específica sobre el indicador 3.5.1 sobre cobertura de tratamientos, sí se precisa que el consumo de marihuana por parte de los varones es dos veces mayor que el de las mujeres. Respecto al consumo de alcohol, las cifras indican que solamente el 10% de los usuarios con consumo problemático ha buscado ayuda profesional en centros especializados.

Una recuperación pospandémica sostenible y resistente

En palabras de António Guterres, Secretario General de la ONU, “la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible está diseñada para abordar las mismas fragilidades y deficiencias que la pandemia ha dejado al descubierto”. Por esta razón, la preparación y presentación de los VNRs se ha convertido para muchos países en un ejercicio que posibilita una recuperación más sostenible y resistente de la pandemia, a la vez que facilita la integración de los principios de la Agenda 2030 y las metas de los ODS en las políticas nacionales. Además, el proceso VNR está concebido para promover la transparencia, la inclusión y la participación de la sociedad civil en la construcción del desarrollo sostenible.

“la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible está diseñada para abordar las mismas fragilidades y deficiencias que la pandemia ha dejado al descubierto”

Hacer más por la salud y la gestión de los TUS

Desde Dianova, instamos a los gobiernos de los países a seguir preparando y presentando VNRs con especial énfasis en el seguimiento del ODS 3, la meta 3.5 y el indicador 3.5.1., relativos a los trastornos por uso de sustancias (TUS) y su tratamiento, respectivamente. Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2021 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), unos 36 millones de personas a nivel mundial sufrían trastornos por consumo de drogas en 2019. Sin embargo, la disponibilidad de intervenciones de tratamiento fue baja: tan solo una de cada ocho personas recibió ayuda profesional en ese año.

Sin duda, la disponibilidad de datos y estadísticas oportunos y fiables, especialmente de salud, sociales y económicos, facilitará el diseño de respuestas a los desafíos del corto plazo, así como la comprensión, gestión y mitigación de los efectos de la pandemia, entre otros. En última instancia, también ayudará al diseño de políticas estratégicas para encaminarse de nuevo hacia el logro de la Agenda 2030 y el cumplimiento de los ODS.

 

Por Saskia Burn y María Victoria Espada

Saskia está realizando una pasantía de verano en Dianova USA, apoyando el rol de Dianova International como socio organizador global del Grupo Principal de ONG (NGO Major Group) durante el HLPF 2021.

María Victoria es una economista de formación con vasta experiencia profesional. Sus áreas de especialización incluyen cooperación para el desarrollo, finanzas públicas y desarrollo de alianzas estratégicas. Actualmente, Victoria representa a Dianova International ante las Naciones Unidas y otros foros