Home » Blog » Cómo ayudar a la infancia cuando sus cuidadores consumen drogas

Cómo ayudar a la infancia cuando sus cuidadores consumen drogas

El proyecto del Grupo Pompidou tiene como objetivo identificar las actuales políticas para dar a los niños y niñas así como a las personas cuidadoras el apoyo que necesitan

Por Corina Giacomello: los niños y niñas[1] que viven con familias que consumen drogas nocivas o hay dependencia de ellas pueden sufrir abandono, violencia, mala conducta por parte de las familias y una exposición sin supervisión a estas sustancias. A menudo, tienen que asumir la responsabilidad de ser padres y madres antes de tiempo, por lo que se sienten confundidos, rechazados, agobiados e incapaces de confiar en ellos.

Asumir las responsabilidades de la paternidad en la infancia

Estas niñas y niños suelen sentir vergüenza, y al mismo tiempo, se sienten responsables por «salvar» a sus padres. Un sentimiento que, a veces, se convierte en soledad y silencio para evitar la deshonra y salvarlos de la intervención de los servicios sociales y del riesgo de ser separados de sus familias. Al parecer, son ellos los que sufren de drogodependencia, se enfrentan a dificultades durante su paternidad, pero no saben o no quieren pedir ayuda. La falta de información, el miedo al rechazo o la discriminación, la soledad y las malas experiencias pasadas o recientes con los servicios sociales pueden obstaculizar el proceso de emprender un camino hacia la terapia. Las mujeres suelen encontrar barreras sociales, estructurales y culturales muy altas para acceder a un tratamiento. Especialmente, cuando tienen hijos pequeños y son sus únicas cuidadoras.

Una niñez con mayor riesgo de sufrir problemas sociales y de salud

Mientras que, «se ha aceptado que los hijos e hijas de aquellas personas que consumen sustancias, comparado con aquellas cuyos padres no consumen corren un mayor riesgo de padecer problemas de salud, sociales o psicológicos»[2], los responsables políticos, las instituciones públicas y los servicios sociales en los ámbitos del bienestar, la protección de la infancia y el tratamiento de la drogadicción, no siempre son conscientes de los obstáculos a los que se enfrenta esta infancia y sus tutores.

Estudio de los mecanismos actuales dirigidos a la infancia

Desde noviembre de 2020, el Grupo Pompidou del Consejo de Europa [3] está desarrollando una investigación destinada a estudiar los enfoques legales y operativos actuales dirigidos a la infancia que viven con familias con adición a las drogas, así como a las familias en los centros de rehabilitación, con el fin de abordar este tema, compartir las experiencias y desarrollar propuestas políticas.

Entre noviembre de 2020 y enero de 2021, el Grupo Pompidou llevó a cabo una valoración previa basada en la respuesta de 16 países de este grupo a un cuestionario, revisión de la documentación (incluyendo la normativa y estándares internacionales) y los datos cuantitativos. Este proyecto se propuso en respuesta a la invitación del Consejo de Europa a la secretaría del Grupo Pompidou para participar en el grupo de trabajo intersecretarial sobre los derechos de la infancia y contribuir a los debates sobre los temas que deberían aparecer en la nueva estrategia del Consejo de Europa sobre los derechos del niño (2022-2027).

Participación de un conjunto de organizaciones gubernamentales, ONG y otros organismos

En febrero de 2021 comenzó la segunda fase del proyecto que cuenta con la participación de once países[4] . Los países han participado en grupos de debate interestatales y nacionales [5] y se han realizado entrevistas[6] colectivas e individuales semiestructuradas con instituciones organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, de los ámbitos de los servicios de protección social, protección de la infancia, servicios jurídicos y judiciales, servicios de tratamiento de la drogodependencia (incluidos los servicios exclusivos para mujeres), los centros de acogida para mujeres víctimas de la violencia y que consumen drogas y los expertos en el ámbito de recopilación de datos.

Las conclusiones y recomendaciones de la investigación se incluirán en un informe que se presentará a los corresponsales habituales del Grupo Pompidou a finales de octubre, fecha en la que el Grupo Pompidou celebrará su 50o aniversario con un nuevo nombre: Grupo de cooperación internacional sobre drogas y adicciones del Consejo de Europa.

Problemas y desafíos detectados

Algunos de los retos identificados en las primeras fases del proyecto son: 1) la falta de datos integrados y comunes para estimar cuántos niños y niñas se ven afectados por el consumo de drogas de las familias y, por tanto, para elaborar intervenciones de política pública específicas; 2) la separación de los servicios que, a menudo, provocan deficiencias en la atención; 3) los servicios de tratamiento de la drogodependencia, en general, mantienen un enfoque clínico, centrado en el individuo y orientado a tratar la dependencia sin tener en cuenta las responsabilidades de las familias; 4) el prejuicio y la mentalidad desinformada en torno a las drogas y su consumo intervienen, a veces, en el modo en que los servicios sociales perciben a las personas que consumen drogas y evalúan sus capacidades mentales.

Prácticas innovadoras identificadas

A pesar de las deficiencias, se ha recogido prácticas prometedoras e inspiradoras en todos los países como: 1) medidas dirigidas específicamente a la niñez cuya familia y cuidadores consumen drogas; 2) casas de acogida para mujeres víctimas y supervivientes de la violencia que aceptan a mujeres que consumen; 3) servicios de tratamiento de la drogadicción, incluidas las comunidades con fines benéficos en las que las mujeres puedan permanecer con sus hijos e hijas; 4) intervenciones integradas destinadas a reforzar la familia trabajando al mismo tiempo con las niñas, los niños y los adultos, en un intento de preservar la unidad familiar y superar las vulnerabilidades.

El conjunto de las intervenciones que el Grupo Pompidou está reuniendo a través de la colaboración, la participación generosa y entusiasta de numerosas partes será de utilidad para los responsables políticos y los agentes a nivel internacional, nacional y local, con el objetivo de incidir en la vida de las familias y la niñez.